El gobernador de Florida, Ron DeSantis, y su esposa Casey, su consejera más cercana, en Miami, en el sureste del estado, el 17 de mayo de 2022

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, y su esposa Casey, su consejera más cercana, en Miami, en el sureste del estado, el 17 de mayo de 2022

Es la esposa de Ron DeSantis, la madre de sus hijos y una aliada primordial para compensar su fama de hombre frío. Pero Casey DeSantis es sobre todo su primera consejera política, lo que la convierte en una figura importante en su campaña por la investidura republicana.

Esta experiodista de 42 años nunca está lejos del gobernador de Florida durante los actos importantes y se desenvuelve con la misma soltura ante los micrófonos y los electores.

Tras el paso del huracán Ian el año pasado, recaudó fondos para las víctimas y acudió al lugar de la catástrofe para mostrarles su empatía, precisamente lo que le falta a su marido, según sus detractores.

La personalidad del gobernador, más allá de las políticas ultraconservadoras que promueve, es bastante misteriosa.

“Siempre me preguntan, ¿quién es Ron DeSantis?”, dice en un video difundido para la campaña de reelección de su marido en 2022.

Su respuesta dibuja un retrato casi perfecto. Describe al gobernador como un padre cariñoso para sus tres hijos (Madison, Mason y Mamie) y el pilar de la familia cuando a ella le diagnosticaron un cáncer de pecho en 2021, una enfermedad en remisión desde hace más de un año.

“Luchó por mí cuando no tenía fuerzas para luchar. Ése es Ron DeSantis”, concluye con voz temblorosa.

– Valores y morales –

Esta imagen de marido entregado es importante para el republicano.

En Sioux Center, una pequeña ciudad de Iowa donde DeSantis realizó un acto a mediados de mayo, los habitantes dijeron apreciar ese aspecto de buen padre de familia, respetuoso de los preceptos cristianos.

Su vida privada “muestra que tiene buenos valores”, dijo Chantelle Derooy, de 39 años.

“Para mí, todo eso le da una ventaja respecto a Trump”, declaró Craig Hoftyzer, de 47 años.

A la hora del baño de masas, Casey DeSantis tuvo casi tanto éxito como su marido.

El mismo día, cuando la pareja participó en una sesión de preguntas y respuestas, el gobernador, fiel a su imagen, prefirió hablar de cifras y leyes en lugar de compartir anécdotas privadas.

Fue su esposa la encargada de atenuar, con algunos toques livianos, la seriedad de Ron DeSantis.

“Cuando vuelve a casa, no piensen un segundo que se va directamente a acostar. Le dejo los tres niños y soy yo quien se va a acostar”, dijo, provocando las risas de la audiencia.

– Boda en Disney –

Pero el papel de Casey DeSantis no es sólo de la esposa empática.

Su ropa elegante provoca comparaciones con ex primeras damas como Jackie Kennedy o Melania Trump, pero su influencia política la acercaría más bien a Hillary Clinton.

“No sólo es su consejera más cercana, la más inteligente, sino también su arma secreta”, declaró al New York Times Jared Moskowitz, exmiembro de la administración DeSantis.

Casey DeSantis, tan conservadora como su marido, ha recibido incluso el apodo de “cogobernadora” por lo mucho que se implica en cada decisión.

Entre otros asuntos, asesora a su esposo en su comunicación, gracias a su experiencia de presentadora para medios locales, un trabajo que abandonó cuando la carrera política del gobernador despegó.

Nacida en 1980 en Ohio, esta aficionada a la equitación, diplomada en economía, también fue durante un tiempo periodista especializada en golf, otra de sus pasiones.

Esta pareja de cristianos devotos se conoció, de hecho, jugando al golf, antes de casarse en 2009 en el parque de atracciones Disney World, en el centro Florida.

Eran otros tiempos. El gobernador de Florida está ahora en plena disputa con el gigante del entretenimiento, que criticó una ley impulsada por Ron DeSantis el año pasado por considerarla homófoba.

El camino hacia la Casa Blanca es largo y difícil, con un rival de peso como Donald Trump. Pero si Ron DeSantis cumple su objetivo, sin duda le deberá parte del éxito a Casey, según numerosos observadores.

El propio gobernador parece consciente de ello. En su último libro afirma que conocer a su esposa fue “el momento más afortunado” de su vida.

led/seb/gma/ltl

End

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *